ESQUIZOFRENIA Y BIPOLARIDAD – son sin duda el resultado de un desequilibrio neurológico, pero ese desequilibrio tiene mucha relación con varios factores personales, que pueden ser corregidos y en su momento neutralizados con técnicas personales de control del pensamiento, de las reacciones físicas y de las emociones, de manera tal que podemos aminorar las consecuencias inutilizantes de estos trastornos.

 

Los desajustes mentales que empeoran la situación son, entre otros, el descontrol emocional y de las reacciones físicas, motivado por una incapacidad de utilizar los recursos personales para compensar estos impulsos normales en el resto de las personas.

 

Otros factores son la incapacidad de adaptación, la escasa o nula resistencia a la frustración, negación para aceptar la rutina diaria, falta de autoestima, inseguridad. Pero sobre todo, la construcción mental de un universo artificial propio e inapropiado para entender el mundo, a sí mismo y a los demás.

 

 La incapacidad de aceptar los sucesos vitales pasados, la mala conciencia, el sentimiento de culpa y de inutilidad hacen que la única solución sea una actitud de escape o huida hacia la nada, la anulación o el vacío interior de los mundos soñados.

 

¿Has pensado alguna vez que la esquizofrenia y la bipolaridad sean la consecuencia de todo lo expuesto en los párrafos  anteriores y no la causa de las percepciones erróneas?

 

Quizás tu desequilibrio bioquímico puede mejorar mucho si lo entiendes como un producto de tus pensamientos, de tus emociones, de tus vivencias mal  entendidas y poco asimiladas en tu cerebro, despertando en ti complejos  y sentimientos insoportables, de los que quieres huir hacia un mundo solo existente en tu cerebro.

 

Ven  a nuestro centro de psicología y trabajaremos desde esta nueva perspectiva, nuestros éxitos precedentes nos avalan.

 

Es posible que necesitemos un seguimiento intensivo, si tu caso en grave, tus desequilibrios neuronales intensos y llevas un tiempo largo  sin hacer nada por ti mismo. Ten presente que los avances pueden ser significativos, pero requieres un nuevo abordaje  integral y personalizado de tu problema.  

 

Ofrecemos un seguimiento intensivo de las crisis, atendiendo incluso en el domicilio, de manera que podamos intervenir en el momento para disminuir y posiblemente, llegar a controlar la situación en el momento de su aparición.